Bienvenido

Jesús Luis Alcaide Bautista ejerce la abogacía en Las Palmas de Gran Canaria como integrante y fundador de ABOGASEGUR.

Actualmente es el abogado especializado en ACCIDENTES DE TRÁFICO que realiza mayor número de reclamaciones indemnizatorias en la provincia de Las Palmas.

El reconocimiento y gratitud de los clientes le animan a seguir luchando en la grata pero difícil tarea de defender a las víctimas de accidentes de tráfico frente al actuar abusivo de las entidades aseguradoras.

ABOGASEGUR

Jesús L. Alcaide Bautista
Abogado 2.751 del Iltre. Colegio de Las Palmas
Avda. Juan Carlos I, 17 bis - Oficina 10 (Edif. Coronas)
35019 Las Palmas de Gran Canaria

Teléf. 928 090 555 - 696 369 478
Visite la web del despacho: www.abogasegur.com




PUBLICACIONES - NOTICIAS - ARTÍCULOS - OPINIÓN

viernes, 9 de marzo de 2018

CÁLCULO DE LAS INDEMNIZACIONES POR DÍAS DE BAJA EN ACCIDENTES DE TRÁFICO (INCAPACIDAD TEMPORAL). INDEMNIZACIÓN POR LESIONES TEMPORALES. NUEVO BAREMO 2016-2018


Tras la reforma operada por la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (BOE núm. 228, de 23 de septiembre de 2015), hemos de distinguir dos sistemas indemnizatorios según se trate de accidentes de tráfico sufridos:

-Antes del 1 de enero de 2016
-Desde el 1 de enero de 2016

En este artículo nos centraremos en el cálculo de las "INDEMNIZACIONES POR LESIONES TEMPORALES" sufridas en accidentes de tráfico ocurridos a partir del 1 de enero de 2016 (nuevo baremo). Para el cálculo de indemnizaciones sufridas en accidentes de circulación "anteriores al 1 de enero de 2016" te recomendamos nuestro artículo: INDEMNIZACIÓN POR DÍAS DE BAJA EN ACCIDENTE DE TRÁFICO (1995-2015).


En primer lugar, debemos señalar que son "LESIONES TEMPORALES" aquellas que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela (art.134.1).

Para calcular tu indemnización por "lesiones temporales" en accidentes de circulación sufridos a partir del 1 de enero de 2016 debes acudir al "nuevo baremo".  Y conforme a este nuevo baremo, debemos distinguir entre "perjuicio personal" y "perjuicio patrimonial":


1º) PERJUICIO PERSONAL. Tenemos tres tipos de perjuicio personal: a) Perjuicio personal básico; b) Perjuicio personal particular por pérdida temporal de calidad de vida; c) perjuicio personal particular causado por intervenciones quirúrgicas.


A) PERJUICIO PERSONAL BÁSICO (art.136 - tabla 3A). Es aquel que toda persona padece desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela. Se refiere a las lesiones que requieran "tratamiento médico" pero que no produzcan a la víctima la "pérdida temporal de calidad de vida" que regulan los apartados siguientes. En esta situación corresponderán al lesionado 30,15€/día (cantidad actualizada a baremo de 2018).


B) PERJUICIO PERSONAL PARTICULAR POR PÉRDIDA TEMPORAL DE CALIDAD DE VIDA (art.138 - tabla 3B). Se distinguen tres grados de pérdida de calidad de vida:

-Perjuicio muy grave. Es aquel en el que el lesionado pierde temporalmente su autonomía personal para realizar la casi totalidad de las "actividades esenciales de la vida ordinaria"*. Ejemplo de perjuicio muy grave sería el ingreso en una unidad de cuidados intensivos. En esta situación corresponderán al lesionado 100,50€/día (cantidad actualizada a baremo de 2018).

-Perjuicio grave. Es aquel en el que el lesionado pierde temporalmente su autonomía personal para realizar una parte relevante de las "actividades esenciales de la vida ordinaria"* o la mayor parte de sus "actividades específicas de desarrollo personal"**. Ejemplo de perjuicio grave sería la estancia hospitalaria. En esta situación corresponderán al lesionado 75,38€/día (cantidad actualizada a baremo de 2018).

-Perjuicio moderado. Es aquel en el que el lesionado pierde temporalmente la posibilidad de llevar a cabo una parte relevante de sus "actividades específicas de desarrollo personal"**. Ejemplo de perjuicio moderado sería la incapacidad para desarrollar la actividad laboral***. En esta situación corresponderán al lesionado 52,26€/día (cantidad actualizada a baremo de 2018).

Definiciones:

*Son "actividades esenciales de la vida ordinaria" comer, beber, asearse, vestirse, sentarse, levantarse y acostarse, controlar los esfínteres, desplazarse, realizar tareas domésticas, manejar dispositivos, tomar decisiones y realizar otras actividades análogas relativas a la autosuficiencia física, intelectual, sensorial u orgánica (art.51). 

**Son "actividades específicas de desarrollo personal" aquellas actividades tales como las relativas al disfrute o placer, a la vida de relación, a la actividad sexual, al ocio y la práctica de deportes, al desarrollo de una formación y al desempeño de una profesión o trabajo (art.54).

***El impedimento para llevar a cabo la "actividad laboral o profesional" se reconduce siempre a uno de los tres grados mencionados: perjuicio muy grave, grave o moderado (art.138.5).


C) PERJUICIO PERSONAL PARTICULAR CAUSADO POR INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS (art.140 - tabla 3B). Es el perjuicio que sufre todo lesionado por cada intervención quirúrgica a que se someta. Se indemniza con una cantidad que irá en función de las características de la operación, complejidad de la técnica quirúrgica y tipo de anestesia. Se contemplan cantidades que van de 400€ a 1.600€ por cada intervención quirúrgica. Podemos distinguir varios tramos indemnizatorios en función de "grupos de intervenciones quirúrgicas" basados en nomenclator de la organización médica colegial (OMC):

-Grupo quirúrgico 0: 400-500€
-Grupo quirúrgico I: 501-600€
-Grupo quirúrgico II: 601-700€
-Grupo quirúrgico III: 701-850€
-Grupo quirúrgico IV: 851-1.000€
-Grupo quirúrgico V: 1.001-1.150€
-Grupo quirúrgico VI: 1.151-1.300€
-Grupo quirúrgico VII: 1.301-1.450€
-Grupo quirúrgico VII: 1.451-1.600€


¿Cómo calculamos la indemnización por "PERJUICIO PERSONAL"?

La indemnización se calculará multiplicando el número de días por la indemnización que corresponda según el "tipo de perjuicio", que para 2018 sería:

-Perjuicio personal básico: 30,15€/día (30,08€/día en 2017)
-Perjuicio personal por pérdida temporal de calidad de vida moderado: 52,26€/día (52,13€/día en 2017)
-Perjuicio personal por pérdida temporal de calidad de vida grave: 75,38€/día (75,19€/día en 2017)
-Perjuicio personal por pérdida temporal de calidad de vida muy grave: 100,50€/día (100,25€/día en 2017)
-Perjuicio personal por cada intervención quirúrgica: de 402 a 1.608,01€ por cada IQ (de 401 a 1.604,00€ en 2017)

Dichos tipos indemnización no son excluyentes, es decir, a una persona le pueden corresponder (en 2018):

-10 días de perjuicio personal por pérdida temporal de calidad de vida muy grave, por estancia en una unidad de cuidados intensivos (10 días a 100,50€/día: 1.005,00€)
-30 días de perjuicio grave, por estancia hospitalaria (posterior a la salida de la unidad de cuidados intensivos) sin poder realizar una parte relevante de las actividades esenciales de la vida ordinaria (30 días a 75,38€/día: 2.261,40€)
-60 días de perjuicio moderado, por haber estado en tratamiento médico con baja laboral (60 días a 52,26€/día: 3.135,60€)
-90 días de perjuicio básico, por haber estado en tratamiento médico sin necesidad de baja laboral (90 días a 30,15€/día: 2.713,50€).
-Una intervención quirúrgica  muy compleja con implante de material de osteosíntesis y anestesia total (1.608,01€).

TOTAL INDEMNIZACIÓN por "lesiones temporales" derivadas del apartado "perjuicio personal" (1.005,00€ + 2.261,40€ + 3.135,60€ + 2.713,50€ + 1.608,01€): 10.723,51€


****Cuestiones a tener en cuenta:

-Las cuantías establecidas en el baremo se actualizan cada año, con efectos 1 de enero, conforme al porcentaje del índice de revalorización de las pensiones establecido en los Presupuestos Generales del Estado (0,25% para el año 2018).

-Baremo aplicable. Se aplicarán las cantidades indemnizatorias correspondientes al baremo correspondiente al año en que se alcance acuerdo extrajudicial o se dicte sentencia, salvo que legalmente procediera la aplicación de intereses moratorios (conforme a los artículos 7 y 9 del Real Decreto Legislativo 8/2004). En este último caso, se aplicará el baremo vigente en la fecha del accidente y se cobrarán los intereses del art.20 LCS (interés legal más el 50% durante los dos primeros años y 20% a partir de entonces). Por tanto, en todos aquellos casos en los que se alcance acuerdo indemnizatorio en 2018 se aplicará el baremo actualizado a 2018 (salvo que legalmente procediera la aplicación de intereses).


2º) PERJUICIO PATRIMONIAL. El perjuicio patrimonial se divide en "daño emergente" y "lucro cesante":


A) DAÑO EMERGENTE. Debemos distinguir entre "gastos de asistencia sanitaria" y "gastos diversos resarcibles".

-Gastos de asistencia sanitaria (art.141). Se resarcen los gastos de asistencia sanitaria, prótesis, ortesis y productos de apoyo que necesite el lesionado hasta el final del proceso curativo o estabilización de la lesión y su conversión en secuela. Para su abono debe haber "prescripción facultativa" y deben ser "médicamente razonables" en atención a la lesión sufrida y a sus circunstancias. Se entiende por "asistencia sanitaria"  la prestación de servicios médicos, hospitalarios, farmacéuticos, así como las prestaciones complementarias que se requieran para el diagnóstico o tratamiento de las lesiones y el transporte necesario para poder prestar la asistencia (art.54). Ejemplos de esta partida serían las facturas de gastos médicos, los gastos de farmacia, collarín, muletas, corsés, etc. 

Se incluyen dentro de estos gastos  los relativos a los "desplazamientos" que el lesionado realice con ocasión de la asistencia sanitaria de sus lesiones. Por ejemplo, los gastos de ambulancia, taxis o autobús para asistir a citas médicas y a rehabilitación (art.141.3).

-Gastos diversos resarcibles (art.142). Estarían dentro de esta categoría los incrementos de los costes de movilidad del lesionado, los desplazamientos de familiares para atenderle cuando su condición médica o situación personal lo requiera y, en general, los necesarios para que queden atendidos él o los familiares menores o especialmente vulnerables de los que se ocupaba. Estos gastos deben estar "debidamente justificados" y ser "razonables" en atención a sus circunstancias personales y familiares.


B) LUCRO CESANTE. El lucro cesante hace referencia a la pérdida o disminución temporal de ingresos provenientes del trabajo personal del lesionado. Esta pérdida de ingresos (si la hubiera) deberá resarcirse, pero habrán de deducirse las prestaciones de carácter público que perciba el lesionado por el mismo concepto (por ejemplo, las prestaciones por incapacidad temporal de la Seguridad Social).

Si los ingresos fueran variables se tomarán como referencia los percibidos en periodos análogos del año anterior al accidente o a la media de los obtenidos en los tres años inmediatamente anteriores al mismo, si ésta fuera superior (art.143.3).

Especial referencia a las AMAS/OS DE CASA. Prevé la ley indemnizaciones para quienes tengan dedicación "exclusiva" a las "TAREAS DEL HOGAR", cuando a consecuencia de las lesiones no puedan desempeñarlas. Se valorarán en la cantidad diaria de un salario mínimo interprofesional anual [(10.302,60€ para 2018)/365= 28,22€/día)] hasta el importe máximo de una mensualidad (846,60€ para 2018) en los supuestos de curación sin secuelas o con secuelas iguales o inferiores a tres puntos. Si las secuelas fueran superiores a tres puntos entraría en juego el art.131, que requiere aplicación de fórmulas matemáticas. La indemnización por pérdida o disminución de dedicación a las tareas del hogar es incompatible con el resarcimiento de los gastos generados por la sustitución de tales tareas.

Cuestión distinta será la valoración de las secuelas que hubieran podido quedar a consecuencia del accidente, cuya valoración es una cuestión que resultaría complejo explicar en estas breves líneas.

Espero haberles servido de ayuda en ésta quijotesca lucha en favor de las víctimas de accidentes de tráfico frente al actuar siempre abusivo de las entidades aseguradoras.

Enlaces de interés:

-Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la ley de responsabilidad civil y seguros en la circulación de vehículos a motor.
-Tablas indemnizatorias 2018
-Tablas indemnizatorias 2017

www.abogasegur.com

HERRAMIENTAS PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD DEL ABOGADO

En este artículo pretendo compartir con compañeros y lectores una visión de la "PRODUCTIVIDAD" algo diferente a la que podrán ver en los demás resultados de búsqueda que hasta ahora hayan encontrado en Internet. Mi enfoque, a diferencia de otros, es puramente práctico y se centra más en las "herramientas" que en los métodos.

Cuando buscamos en Internet sobre herramientas, gadgets o cualquier cosa relacionada con la "productividad" en general o con la "productividad del abogado" en particular, encontramos frecuentemente decálogos sobre normas de conducta y sistemas de trabajo que parecen extraídos de manuales de "autoayuda" o mejoramiento personal (aliméntate bien, planifícate, márcate objetivos, delega, no te enredes con el correo electrónico, organízate, practica la regla del 80x20, enfócate en lo importante, aprende a decir que "no", etcétera). No niego la eficacia de esos métodos y sistemas; de hecho uno de mis libros favoritos al respecto es "¡Trágate ese sapo! 21 estrategias para triunfar combatiendo la procrastinación", de Brian Tracy en su versión SmarterComics (editorial Oberon).

Sin embargo, en mi caso llegó un momento en que mis aspiraciones de crecer y ampliar el despacho (ya tenía más casos y clientes de los que podía llevar) se frustraron por mi falta de habilidad para captar y gestionar recursos humanos (dicho de otra manera, el personal que contrataba no daba la talla  y me causaba más problemas que beneficios). Quizás te identifiques conmigo o quizás pienses (acertadamente) que soy el típico "autónomo" con escasa capacidad para delegar y confiar en el trabajo de los demás. Lo cierto es que me vi obligado a buscar fórmulas y herramientas para asumir más trabajo en menos tiempo y con mayor eficacia (es decir, a aumentar mi productividad). No fue barato, pero estas herramientas me han permitido asumir el trabajo de al menos dos o tres personas, con lo cual las inversiones realizadas han merecido la pena (ya sabemos lo caro y engorroso que resulta contratar personal en España). Al mismo tiempo, las herramientas para optimizar la productividad me dan la oportunidad de tener un contacto más directo con mis clientes, pues lo que ellos realmente buscan es tratar directamente conmigo y no con mi secretaria, abogados subcontratados, becarios o pasantes.

Sin más preámbulos, paso a detallar las herramientas y tecnologías que me han llevado a aumentar mi productividad, sacando así el máximo partido de mi capacidad de trabajo:

1º) PROGRAMA DE GESTIÓN DEL DESPACHO. Cuando das el paso a convertirte en "hombre orquesta", asumiendo un volumen de trabajo que normalmente debiera ser afrontado por dos o más personas, te enfrentas a un gran peligro: cometer errores a causa del volumen de trabajo manejado o de los posibles despistes derivados del cansancio. Se hace necesario, en mi opinión, contar con algún programa de gestión de despachos. Creo que ello no siempre supone un gran avance hacia la productividad. Es más, en ocasiones te ralentiza el trabajo y te convierte en esclavo de la herramienta, pero entiendo que es conveniente manejar uno de estos programas para disponer de una agenda sincronizada y, sobre todo, ganar en control y seguridad. Su otra utilidad destacable es la posibilidad de crear plantillas (escritos y demandas) que se auto-cumplimentan con los datos del cliente (previamente introducidos en el oportuno expediente). En mis once años de ejercicio profesional he probado dos de los más reputados programas de gestión de despachos: MNProgram e Infolex. El primero lo tuve durante siete años y destacaría de él su "agenda" (enormemente práctica, versátil y manejable). Del segundo (el que uso actualmente) destacaría la facilidad para crear campos personalizados y que no suele presentar incidencias que requieran contactar con el servicio de mantenimiento (aunque actualmente están cuasi-obligando a sus clientes a cambiar a "la nube", con las ventajas e inconvenientes que ello pueda conllevar).



2º) LA DOBLE PANTALLA. Fue mi primer gran avance. Trabajar con dos monitores agiliza enormemente cualquier trabajo que realicemos. Nos permite evitar perder tiempo pasando de una ventana a otra cuando trabajamos al mismo tiempo con varios programas o documentos. Es particularmente útil con la nueva forma de trabajar basada en la "oficina sin papel", impuesta por Lexnet y los nuevos programas de gestión. Su gran inconveniente es que una vez que te pasas al doble monitor, no hay marcha atrás: se convertirá en una agonía trabajar con una sola pantalla (por ejemplo si trabajas en casa o en otro lugar con un portátil u otro ordenador que no tenga doble monitor). No todos los ordenadores admiten la instalación de doble pantalla (depende de la tarjeta gráfica), deberás verificar si el tuyo la admite antes de realizar la inversión. Esta ha sido, sin duda, una de mis mejores inversiones pues con ella hubo un "antes" y un "después" en mi forma de trabajar y un aumento considerable de mi productividad.




3º) LA IMPRESORA MULTIFUNCIONAL. Para poder fotocopiar e imprimir rápidamente grandes cantidades de documentos necesitas que tu impresora sea muy rápida y que no se atasque. Pero casi mayor rapidez necesitamos hoy día poder escanear documentos y transformarlos a PDF (exigencia de Lexnet y de los programas de gestión del despacho). Tener una impresora multifuncional poderosa, rápida y "fiable" ahorra mucho tiempo de trabajo a pie de máquina. En mi caso, pasé de la típica impresora multifuncional de oficina que escaneaba a 6 PPM a otra de la marca Sharp que lo hacía a 18 PPM. El cambio fue brutal y aunque el precio rondó los 3.000€ (hace ya más de 5 años), supuso otra de mis mejores inversiones, especialmente cuando dejé de tener secretaria. Baste con pensar el precio/hora de un administrativo o el precio en que valoremos nuestra hora de trabajo para darnos cuenta de la rentabilidad de la inversión.



4º) PROGRAMA PARA DIGITALIZAR, ORGANIZAR Y EDITAR ARCHIVOS PDF. Aunque todas las impresoras multifuncionales incluyen un programa para digitalizar y editar documentos, en la actualidad facilita mucho mi labor del día a día contar con un programa que me permita editar y manipular documentos PDF de manera rápida y sencilla. En este sentido, mi mayor descubrimiento fue el "PaperPort", cuyo coste ronda entre 79€ y 129€. Este programa me permite realizar múltiples tareas de forma rápida y muy sencilla:
-Manipular documentos PDF (apilar, desapilar, borrar páginas, añadir páginas, duplicar o copiar cualquier página del documento, añadirle anotaciones, borrar manchas, enderezarlos, etc.)
-Transformar archivos de fotos (JPG) y otros formatos a PDF. Ya sabes,... la oficina sin papel se impone y Lexnet nos obliga a digitalizar.



5º) AURICULAR INALÁMBRICO PARA EL MÓVIL. Desde hace algunos años utilizo un auricular inalámbrico para el móvil (bluetooth) que me conecto a la oreja desde que llego al despacho. Es inevitable que te llamen al móvil (ya sea por asuntos personales o de trabajo). El auricular inalámbrico me permite seguir trabajando en el ordenador o en la impresora mientras hablo por el móvil (ya sabemos lo incómodo que resulta seguir trabajando con el móvil pegado a la oreja). También conseguimos alejar de la cabeza las radiaciones del móvil. Eso sí, debe ser de calidad, pues los baratos acabarán aburriéndonos a nosotros y a nuestros clientes, ya sea por la mala calidad del audio, por la del micrófono o por ambas. Me he decantado por uno de gama media (Sennheiser EZX70) con un coste de unos 40€. La marca me ha salido buena pues es el segundo que tengo en 7 años.



6º) PROGRAMA DE RECONOCIMIENTO DE VOZ. Es mi última adquisición. Dicen que los abogados de prestigio dictan sus escritos y demandas a veloces secretarias que transcriben al papel las palabras de su jefe. Pues bien, ahora tengo un programa de reconocimiento de voz que convierte en texto mis palabras cuando trabajo en cualquier documento. Lo utilizo al preparar demandas, escritos, cumplimentar expedientes, redactar correos electrónicos, etc. También me resulta particularmente útil cuando, fuera del despacho, me vienen ideas a la cabeza sobre argumentos a exponer en una demanda o en las conclusiones de un juicio: dicto la idea a la grabadora de mi móvil, la envío por e-mail al despacho y el programa me transcribe a texto la grabación para que pueda incorporarla al expediente. Lo cierto es que es más rápido hablar que escribir, y que esta nueva herramienta me ahorra bastante tiempo, con todo lo que ello conlleva en nuestro trabajo. Esta herramienta se llama DigaLaw. No es barata, pero... ¿cuánto me costaría comprar tiempo? Es decir, ¿cuánto me costaría contratar una persona (abogado o administrativo) ? ¿Cuánto dinero pierdo dedicando tiempo a tareas que puedo hacer más rápidamente?



Sin duda, la combinación de estas herramientas me permite trabajar mejor, más rápido y con mayor alegría, aumentando mi productividad. Espero haber servido de ayuda y poder intercambiar con ustedes opiniones que nos ayuden mutuamente a avanzar aún más en esta lucha contra el reloj que diariamente mantenemos los abogados.